Comunidad universitaria y regional despidió a Ex Rector Manfred Max-Neef




Docentes, funcionarios, estudiantes, egresados, autoridades regionales e integrantes de la comunidad valdiviana se dieron cita para despedir al Dr. Manfred Max-Neef, académico, ecologista, ex candidato presidencial, quien recibiera en 1983 el Right Livelihood Award –conocido como el Premio Nobel Alternativo– y fuera Rector de la Universidad Austral de Chile por dos períodos, entre 1994 y 2002. Además, fue Profesor Titular Catedrático y Profesor Emérito de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas.

*Ver Galería de Fotos

Diversas fueron las expresiones de luto ante su deceso, y de aprecio y gratitud hacia su figura, ampliamente reconocida a nivel local, nacional e internacional. Muestra de ello fue la concurrencia a su velatorio y a esta ceremonia institucional, en que la Universidad despidió a quien fuera clave en la consolidación e internacionalización de la casa de estudios.

Apasionado por la música y las artes, durante su rectorado Max-Neef inició el desarrollo del Museo de Arte Contemporáneo de la UACh, actualmente en proceso de restauración y ampliación con aportes públicos, que lo convertirán en el museo de Arte Contemporáneo más importante del sur de Chile. También en su período como Rector construyó el Aula Magna, que actualmente acoge las ceremonias universitarias, artísticas y ciudadanas más importantes de la Región de Los Ríos.

Posteriormente se integró a la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, donde fue Prodecano y Director del Instituto de Economía, impartió docencia de pregrado y postgrado, realizó investigación y vinculación con la comunidad.

Legado y mirada de futuro

Luego de la interpretación del himno de la casa de estudios a cargo del Coro Universitario que dirige la Dra. Hingrid Kujawinski, autoridades, académicos(as), familiares y amigos compartieron sentidas palabras y recordaron al Rector, al intelectual, al abuelo, al padre e incondicional compañero.

El Rector Óscar Galindo se refirió al legado que Manfred Max-Neef deja a la casa de estudios, entre lo que destaca su aporte en la creación del Magíster en Desarrollo a Escala Humana y Economía Ecológica, programa de estudios que se constituye en corolario de su pensamiento al congregar a alumnos nacionales y extranjeros para reflexionar sobre los problemas globales y del tercer mundo desde la transdisciplina.

“Una personalidad fuerte, apasionada en la defensa de sus ideales, pero al mismo tiempo un académico cercano a sus estudiantes, capaz de desarrollar vínculos de afecto y amistad profundos y permanentes”, recordó el Dr. Galindo, quien concluyó citando fragmentos del poema “Ítaca”, de Konstantino Kavafis.

En tanto, el Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, Prof. Juan Carlos Miranda, recordó a Max-Neef como alguien constante y capaz de concretar sus ideas en hechos, un hombre generoso y respetuoso de todas las personas, así como sus sólidas ideas y proposiciones.

“Él estaba convencido de que el modelo imperante es el gran responsable de la crisis que en estos días afecta al planeta”, dijo y planteó que, en ese sentido, “se adelantó a sus tiempos”. El Decano, además, enfatizó en que “fue disruptivo para provocar y poner en tensión la hipótesis sobre el modelo de crecimiento económico bajo un sistema de mercado”.

También dedicaron palabras los académicos Ester Fecci, del Instituto de Administración, y Christian Henríquez, del Magíster en Desarrollo a Escala Humana y Desarrollo Ecológico y coordinador del Right Livelihood College – Campus Austral.

La Prof. Ester Fecci propuso algunas interrogantes que dejan la partida del ambientalista y ex Rector de la UACh, y reflexionó sobre la formación que reciben los estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas. “Manfred Max-Neef, maestro, colega, tu paso por nuestra Facultad, por nuestra Universidad Austral de Chile, por nuestro país y por donde anduviste dejó huella, y hoy nuestro planeta, por el que dedicaste parte de tu vida, te acoge gustosamente para cobijarte eternamente”.

Mientras que el Prof. Christian Henríquez recurrió a los recursos de la poesía para evocar a quien fuera su formador, colega, amigo:

“Mientras sufro esta resaca, gigante como el magnífico, reflexiono, escribo y tomo posesión de la palabra.

No cualquier palabra, hay precisión. Es la palabra de las y los descalzos, represento muchas voces aquí. Las voces de quienes metemos los pies al barro.

Y ya sabemos qué decir, y ya sabemos qué hacer. Hacer lo que tenemos que hacer y decir lo que tenemos que decir”.

Además de economista el Dr. Max-Neef se definió siempre como músico. Por ello y como parte de esta despedida, la pianista Eva Muñoz, docente del Conservatorio de Música UACh, interpretó la obra «Noviembre» de la compositora alemana romántica Fanny Hensel-Mendelssohn.

Memoria familiar

“Agradezco a esta Universidad, que tan feliz hizo a mi padre; a Óscar, su Rector, y a todos quienes hicieron posible despedir a mi papá en este precioso lugar. Agradezco a quienes lo acompañaron durante estos años, a sus amigos, compañeros, a sus alumnos, algunos de los cuales se transformaron en sus amigos. Agradezco a quienes día a día me hicieron saber de su preocupación, a quienes lo visitaron y lo animaron”, dijo su hija Magdalena, quien tomó la palabra tras las sentidas memorias compartidas por familiares y amigos.

Junto con ello, leyó un escrito –elaborado con ocasión del cumpleaños número 80 de su padre– en que reseñó rasgos de su relación y donde describió su separación tras el golpe de Estado, su ir y venir entre Chile y distintas ciudades del mundo, situación que, como dejó entrever, nunca le hizo falta: “Cuando yo era chica, sentía que tu podías solucionarlo todo. Si se me presentaba una enfermedad incurable, tu encontrarías el remedio; si debería ir a un lugar muy lejano, tu hallarías la forma de llevarme; si necesitaba un objeto inexistente, tu encontrarías la manera de inventarlo. ¿Te confieso una cosa? Aun ahora, a mis 51 y tus 80, una parte de mí sigue sintiendo que mientras tu estés aquí nada es imposible”.

“Hasta pronto, o no tan pronto, pero hasta algún día donde nos vamos a encontrar, y vamos a celebrar la vida, los vínculos, los amigos, los amores, los afectos, la música, el teatro”, concluyó Magdalena Max-Neef.

Tras ello, el Coro de la UACh interpretó la canción universitaria Gaudeamus Igitur y Amazing Grace, cerrando así la despedida que la Universidad Austral de Chile ofreció a su ex Rector, el destacado intelectual y activista Manfred Max Neef.