Ex Alumnos de Ingeniería Comercial se reunieron tras 20 años de su ingreso a la Universidad




La promoción 1999 de la carrera se reunió en las dependencias de la Facultad, las cuales en sus años de estudio eran solo parte de un sueño.

Más de veinte ex alumnos de la promoción 1999 de Ingeniería Comercial de la UACh se reunieron este sábado para conmemorar veinte años desde su ingreso a la educación superior.

En un escenario diferente al que los recibió, los ingenieros comerciales se congregaron para conocer las actuales dependencias de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas; un espacio que durante su época como estudiantes era un sueño, pero que hoy acoge a las nuevas generaciones con un edificio moderno que cuenta con instalaciones cómodas y tecnología de primer nivel.

Cristian Campomanes, uno de los exalumnos, expresó que “ha sido una alegría estar conociendo estas nuevas instalaciones y ver cómo ha crecido nuestra Escuela y nuestra Facultad. Hemos tenido una recepción muy grata. Ésta es una generación especial porque logramos reunir a un grupo humano de gente muy capaz que ha logrado muchos objetivos y metas en la vida y que hoy, después de veinte años, se puede reunir en su escuela con la cara contenta”.

En la misma línea, su compañera Ingrid Gómez dijo que “me encanta que la Facultad progrese, pero que siga estando el espíritu y la esencia de la Escuela. Este tiempo desde que ingresamos marcan un hito porque somos una de las pocas generaciones que logra reunir a tantos exalumnos 20 años después. Hemos tenido distintas posibilidades de encontrar buenos trabajos y hacer carrera. Dentro de nuestra promoción hay subgerentes de bancas a nivel nacional, gente que trabaja en comercio exterior, docentes con doctorados, etc. Todos, en cierta medida, hemos ido cumpliendo etapas y cumpliendo ciertos sueños”.

El encuentro de exalumnos logró que se trasladaran hasta Valdivia, profesionales desde Arica a Magallanes. Posterior al recorrido por el actual Edificio de la Facea, se efectuó una cena de camaradería donde cada uno de los ex estudiantes pudo compartir sus experiencias de vida con sus pares y recordar su paso por las aulas de la Universidad Austral.