Con experiencia en Holanda, avanza investigación sobre implicancias de la “Agricultura Inteligente” en el sur de Chile.




Proyecto liderado por el académico Guy Boisier del Instituto de Administración, busca contribuir al conocimiento sobre el fenómeno de automatización y digitalización en la producción de leche. La investigación es parte de un trabajo conjunto entre la UACh, la Universidad Alberto Hurtado y la Universidad de Wageningen en Holanda. 

Comprender las implicancias de la digitalización y la introducción de nuevas tecnologías en los procesos de producción de leche en el sur de Chile es el objetivo central de la investigación que llevan a cabo académicos de la UACh y que durante el mes de julio los llevó a una estadía en la Universidad de Wageningen en Holanda, donde analizaron datos recabados a la fecha y conocieron experiencias similares en el país europeo.

La iniciativa se enmarca en el proyecto Redes-Conicyt, y se denomina “Sistemas de innovación en la agricultura: intercambios de conocimientos y perspectivas comparadas”. Es ejecutada por el académico del Instituto de Administración de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la UACh, Guy Boisier, en conjunto con Jilles Van Gastel de la UACh, Cristian Geldes de la Universidad Alberto Hurtado y  Laurens Klerkx de Wageningen University & Research, Holanda.

Según explicó el académico y director del proyecto, Guy Boisier, “éste es un fenómeno muy complejo, que no solamente afecta al Agro sino que en general, a todas las áreas productivas. Se están remplazando seres humanos por máquinas o robots. Se están automatizando muchas cosas y estamos estudiando cómo afecta a los procesos organizativos en el sur de Chile y qué implicancia tiene el fenómeno en los modelos de negocio de las empresas, en los trabajadores y en el sistema regional de innovación”.

En ese contexto, el investigador dijo que “hasta ahora hemos hecho una investigación en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, respecto del fenómeno de digitalización, automatización y robotización de la producción de leche en el sur de Chile, sintetizando el concepto de agricultura inteligente o Smart Farming. Durante el primer año hicimos el diseño de la investigación y definimos el ecosistema de la agricultura inteligente en la leche, donde interactúan empresas productoras, empresas proveedoras, universidades, el INIA, organismos estatales, representantes de instituciones que están relacionadas a la introducción de estas tecnologías en la producción de leche, etc. Entrevistamos a muchas personas de ese ecosistema y vamos a tener resultados durante este semestre”.

Dentro de los objetivos de la investigación, también se contempla el contraste o comparación de la experiencia chilena de Smart Farming con otros países productores de leche como Nueva Zelanda u Holanda, de modo de determinar cómo está creciendo en el sur de Chile y en particular con las empresas del agro-negocio.

En relación con este proyecto en específico, el profesor Boisier explicó que dura dos años y una de sus potencialidades se relaciona con la vinculación de las tres universidades participantes. En el caso de Wageningen University, se trata de un plantel con un fuerte enfoque hacia el área agrícola y con programas destinados a la salud animal. Allí se está trabajando con la Facultad de Ciencias Sociales donde se abordan temas de innovación, administración y particularmente agro-negocios.

“Este proyecto contempla tres momentos de reunión. La primera fue un seminario el año 2017, donde Laurens Klerkx y Cristian Geldes presentaron sus trabajos y diseñamos la investigación. El segundo momento fue este encuentro en Holanda donde analizamos datos y vimos la forma en la que vamos a publicar esto, mientras que en Enero de 2020 nos vamos a juntar por tercera vez aquí en Valdivia con un seminario de cierre donde vamos a presentar los resultados finales del proyecto de Smart Farming. En particular, este último encuentro en Holanda fue bastante interesante y enriquecedor porque además de trabajar en el proyecto propiamente tal, pudimos vincularnos con otras personas que trabajan en sistemas cooperativos o cooperativas, además de agro-negocios con enfoques de sustentabilidad”, explicó Boisier.

Cabe recordar que esta iniciativa es financiada por el proyecto Redes-Conicyt, el cual tiene por objetivo apoyar la formación de redes y fortalecer vínculos internacionales para desarrollar conocimiento, a través del financiamiento de pasajes y estadías para investigadores en centros de estudios alrededor del mundo.

A través de esta investigación, se espera poder contribuir al conocimiento, levantando información para explicar y comprender los fenómenos de digitalización en las empresas e instituciones que componen la sociedad actual, tomando como base experiencias de otros países, y visiones de distintas disciplinas.