Estudiantes de Ingeniería Comercial y Auditoría analizan la oferta de productos exportables en la región y nuevos mercados de destino




Durante las últimas semanas, alumnos de quinto año de Ingeniería Comercial y de la carrera de Auditoría, dieron a conocer los resultados de un análisis realizado en torno a la cartera de productos de la Región de Los Ríos y los potenciales destinos de mercado para cada uno de ellos.

En una alianza realizada con Prochile, los estudiantes de las asignaturas “Comercio Exterior” y “Negocios Internacionales” presentaron diversas propuestas para potenciar la oferta de productos regionales en distintos mercados alrededor del mundo, a través de investigaciones sobre destinos ya consolidados y también sobre las características de los productos que actualmente se están exportando desde esta región.

Según explicó el académico encargado de los cursos, profesor Andrés Nova, “en total trabajaron 35 equipos enfocados en 21 mercados, tomando como base una cartera de once productos regionales destacados que ya se están exportando, además de otros que empiezan poco a poco a hacerse un espacio a nivel internacional como es el caso de los alimentos funcionales. Dentro de estos productos regionales figura la miel, arándanos, cerveza, jugo de cranberries, cerezas, maqui, murta, bulbos de lilium, además de productos lácteos como quesos, mantequilla, leche en polvo y lactosuero”.

“La idea de estos cursos es dividir el trabajo en dos partes: una sobre mercados donde Prochile ya se está desplegando, como Indonesia, China, México o Estados Unidos, lo cual estamos tratando de profundizar. Por otra parte, también estamos aprovechando nuestra capacidad de análisis  y con los alumnos nos propusimos el desafío de ver potenciales en mercados que – para varios de los productos incluidos en la cartera- todavía no están explorados desde la Región de Los Ríos, como son Malasia, Vietnam, Filipinas y otros países más desarrollados y emblemáticos como Canadá u Holanda, por consideraciones distintas como crecimiento o volúmenes. El objetivo fue presentar a Prochile en cuáles mercados de destino, esta cartera de productos podría tener más llegada, a partir del análisis que realizaron los estudiantes”, explicó el profesor Nova.

Al respecto, el Director de Prochile, Henry Azurmendi, quien participa de las evaluaciones junto a su equipo, dijo que “estamos muy agradecidos de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, porque este vínculo que se ha generado con nuestro servicio data de hace tiempo. Para nosotros es muy positivo que desde la academia, particularmente desde los estudios que hacen los alumnos de quinto año, se puedan estudiar los mercados y los productos regionales y hacer un análisis de la oferta exportadora. Nos sirve a nosotros y obviamente también a los alumnos, porque ir generando este conocimiento antes de salir al mercado laboral, es un beneficio para todos quienes aspiren a ser emprendedores o futuros gerentes de empresas que estén trabajando en la región y que van a conocer aún mejor los mercados y las potencialidades que tenemos”.

Con relación a los análisis presentados, el profesor responsable explicó que se trabajó en distintas modalidades, de acuerdo a los cursos en los que actualmente están los alumnos. En algunos casos trabajaron con una cartera de productos asignada para evaluarla en un solo mercado, mientras que en otros casos, se les asignó un producto en particular y se enfocaban en dos mercados en concreto para analizar la factibilidad de exportar dicho producto.

En cuanto a las propuestas, el Director de Prochile, expresó que “los resultados obtenidos han sido bastante buenos. Varios de los destinos que se seleccionaron son mercados que nosotros como Prochile visualizamos con potencial para la región de los Ríos y los análisis que han hecho los alumnos han estado bastante acertados en cuanto a la priorización de nuestra oferta regional, como son las cerezas, la cerveza artesanal, los quesos o los lácteos que son los productos que nosotros vemos con potencial de exportación y que están en la línea de lo que actualmente estamos trabajando. Con esto hemos podido profundizar en algunos temas, y en otros también hemos podido aportar a los chicos una mirada más amplia, de acuerdo a la experiencia que nosotros tenemos”.

Cabe recordar que esta actividad formativa, es parte del programa curricular de las carreras de Ingeniería Comercial y Auditoría y permite recabar y analizar datos que un futuro contribuyan a perfilar políticas públicas y asimismo explorar dónde invertir fondos y recursos en el mediano plazo, tomando en consideración las características de la oferta productiva de este territorio y las condiciones de la demanda de destino.